LA CARENCIA AFECTIVA Y SUS CONSECUENCIAS

El ser humano necesita desde los primeros dias de su existencia experimentar plenamente la sensación de seguridad, amor, apoyo y límites de conducta. O sea que necesita una serie de experiencias básicas : el ser cargado, el ser amado, ser visto, el ser escuchado,  el juego y experimentar la propia fuerza. Si estas experiencias se las vivió plena y positivamente, serán las reservas vitales que nos ayudarán en cualquier situación de la vida, a las que podemos recurrir cuando las necesitemos. La ausencia prolongada de estimulación afectiva por parte de los adultos, genera una maduración deficitararia del individuo,  acompañada de síntomas clínicos, afectivos y de conducta. Este deficit se denomina carencia afectiva.

Los síntomas afectivos se caracterizan por la alteración con el entorno social: Temor de separación por abandono. El niño teme que se le quite el afecto, no quiere establecer lazos afectivos por temor de perder el objeto de amor. Él abandona para no ser abandonado. Se puede muy a menudo observer una exagerada exigencia afectiva. No cree en el afecto de alguien, si no lo manifiesta constantemente. Exige pruebas concretas de afecto, como regalos, gestos, palabras. El temor de perder el objeto amado es tan intenso que el niño tiraniza su entorno con actitudes , palabras o gestos hirientes, llegando a provocar la rupture. El niño carencial se deja querer, pero él no quiere, es pasivo, espera recibir de los demás. Tiene muy baja estima. Se siente fracasado, inseguro, de estar de más. Su tolerancia a las frustraciones es muy baja. Tiene dificultades de aceptar que en la vida existen límites.

En el cuadro de la carencia afectiva pueden presentarse algunos síntomas clínicos. El crecimiento físico puede alcanzar un promedio por debajo de la media de su edad, consecuencia de la pobreza afectiva que se le brinda  durante las comidas. Es propenso a enfermedades infeciosas, debido a que su sistema inmunológico no está debidamente desarrollado. El índice de mortalidad es elevado. Otro síntoma que conlleva el cuadro clínicose  es la alteración del esquema corporal :la torpeza motriz global, dificultades en la coordinación motora y síntomas de hiperactividad.

El niño que padece de carencia afectiva muestra casi siempre un desarrollo intellectual inferior a la media, repercutiendo negativamente en el rendimiento escolar.

El lenguaje del niño carencial es deficitario. El inicio del desarrollo del lenguaje es retardado, presenta transtornos en la articulación , el vocabulario y la comunicación son pobres. El pensamiento presenta capacidades bajas de generalización y abstracción.

El niño carencial no es capaz de valorar el tiempo objetivamente. Los momentos agradables le parecen demasiados cortos y los desagradables demasiado largos. Le es imposible crear una historia con un pasado y un futuro.

Un tratamiento psicoterapéutico ayudará al niño a desarrollar un sentimiento de seguridad personal y de autovaloración. Durante la terapia aprenderá a expresar sus necesidades afectivas y sus temores al abandono. Adultos con problemas laborales y matrimoniales, con síntomas psíquicos como depresión, temores , consumo de drogas y alcohol, agresiones, etc. sufrieron, entre otros daños de carencia afectiva.

Mario Ramirez Gil

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: