Para alcalde Paz, planta de tratamiento en Laderas Norte es inviable

El alcalde Rodrigo Paz Pereira y el secretario de desarrollo humano, Germán Hoyos Delfín del gobierno municipal de Tarija, coincidieron en señalar que la planta de tratamiento en Laderas Norte es inviable, no sólo por la distancia, sino también por la altura hasta donde deben bombearse las aguas servidas. “Ese proyecto, es inviable desde el punto de vista del mantenimiento. La mega planta en laderas Norte no es viable, técnicamente”, enfatizó Hoyos a tiempo de agregar que la campaña de fumigación que habían emprendido en diferentes barrios para acabar con los zancudos, sólo es un paliativo que no durará nada, mientras continúe el problema de las lagunas de oxidación.

El secretario, recordó que hace años organismos internacionales sugirieron emplazar la planta de tratamiento en la zona donde están las lagunas de oxidación a donde llegan las aguas residuales por gravedad, considerada la mejor alternativa.

Para el alcalde Paz, una macro planta en Laderas Norte, con una tubería de 20 kilómetros y un costo de 60 millones de dólares, puede ser una solución, pero cree que hay otras soluciones a poder aplicarse, con tecnología de punta como en todas las ciudades del mundo.

Entre las alternativas mencionó las “plantas cerradas” donde no se ve el agua, no hay olores y tampoco hay zancudos. Bajo esta opción, está seguro que el problema puede resolverse en unos 3 años, con tecnología de punta y en la jurisdicción de Cercado.

Respecto a las actuales lagunas de oxidación, ve necesario reconvertirlas en áreas verdes y así tener un problema resuelto, en función a un dialogo en procura de soluciones, sin que exista declaraciones sin conocimiento o un afán de protagonismo.

La preocupación del alcalde es que durante 7 años no se resolvió el problema de la planta de tratamiento, agudizándose los problemas de los zancudos, los malos olores y la contaminación, por lo que sugirió no esperar otros 7 años más y lograr una solución cuanto antes. “Sao Paolo, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Lima, Quito, todas las ciudades tienen esos sistemas y son de millones de habitantes, nosotros somos 250 mil, y si hoy nos sentamos y buscamos los recursos, podemos tener una planta en 2 años y medio”.

En tanto, Hoyos admitió que mientras no se solucione el problema de la planta de tratamiento por mas campañas de fumigación que se hagan, no se resolverá el problema y los zancudos continuarán apareciendo, probablemente cada más resistentes al fumigado.

Fernando Barral Zegarra

 

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: