Crisis heredada por la Gobernación es peor a lo esperado

En conferencia de prensa el Gobernador de Tarija, Adrián Oliva y el secretario de Planificación, Karim Leytón informaron que desde el Ministerio de Economía y Finanzas se hizo conocer el techo presupuestario de la Gobernación para el próximo año, fijando un monto de 2.300 millones de bolivianos, 2.500 millones de bolivianos menos que el presupuesto de este año, por lo que las autoridades indican que con esta situación al parecer se terminó la época de bonanza económica en Tarija.

Karim Leytón indicó que al borde de vencerse los plazos para la entrega del Plan Operativo Anual (POA) 2016 recién se hicieron conocer los techos presupuestarios para el próximo año.

Señaló que por concepto de regalías hidrocarburíferas para el 2016 Tarija recibirá un presupuesto de 1.649 millones de bolivianos, por el Impuesto Especial a los Hidrocarburos 51.717 bolivianos, por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) 146.318.074 bolivianos.

Para el secretario de Planificación esta situación es una noticia que golpea a Tarija y dijo que ni en el peor de los escenarios de la Gobernación se esperaba una drástica disminución en los ingresos económicos

Leytón dijo “para Tarija por ahora se terminó una época de bonanzas” mencionando que entre la gestión 2014 y 2016 existe una disminución de los ingresos de un 53 por ciento, menos de la mitad de los recursos del 2014.

Además de la reducción de los ingresos económicos la Gobernación tiene gran parte de sus recursos comprometidos de manera sobredimensionada.

Entre la gestión 2011 y 2014 se comprometieron a través de contratos de proyectos 8.478 millones de bolivianos, hasta la fecha sólo se pagaron 2.936 millones de bolivianos y las nuevas autoridades deben asumir el saldo que queda por pagar, de un apróximado de 5.542 millones de bolivianos.

Según la percepción del secretario de Planificación solamente con los recursos económicos que se designan a la Gobernación se tardaría en pagar la deuda tres años, utilizando el 100 por ciento de los recursos del Gobierno Departamental, es decir que la institución tendría que dejar de hacer lo que hace “cerrar empresas y eliminar programas”.

Para Leytón el escenario económico que se viene para Tarija es inaceptable, el tema se debe resolver de manera creativa, ver lo que verdaderamente necesita el departamento.

El Gobernador dijo que se quedaron cortos en las estimaciones que se hacían sobre la reducción de los ingresos económicos.

Reiteró que el presupuesto para el 2016 rondará en los 2.300 millones de bolivianos, dejando una diferencia de 2.500 millones de bolivianos del presupuesto de este año.

Para Oliva esta caída es dramática para el departamento, que la situación de crisis que se anunciaba no era una excusa, es más bien una realidad de todo el país.

Recordó que durante este tiempo surgieron varias críticas en contra de la Gobernación tratando de soslayar el problema era un tema temporal, según el Gobierno nacional, sin embargo dijo que ya se sabía de qué se venía una crisis económica.

Remarcó que se contrajeron compromisos por más de 8 mil millones de bolivianos, situación que no puede ser justificada por nada, no hay explicación porque se comprometieron tantos recursos si se conocía que se tendría una reducción en los ingresos económicos “por qué se comprometieron tantos recursos si se conocía que íbamos a ser afectados por la disminución de los ingresos“.

Lamentó que exautoridades hasta el último día de su gestión pretendían licitar proyectos, incrementar las planillas de salarios, entre otros temas.

Cuestionó que se haya actuado de esa manera sabiendo de la situación crítica que se venía para el departamento.“Que pena que haya pasado la época de bonanza sin pena ni gloria“, expresó Oliva señalando que al momento todavía se tienen los mismos problemas de antes, pero esta vez no se tienen recursos económicos para afrontarlos.

Expresó que se buscará otras fuentes de financiamiento para los proyectos, que incluso se planteó al Gobierno cofinanciar proyectos, siendo que con recursos propios la Gobernación no podrá hacerlo.

Con esta situación Oliva insiste con la necesidad de que al Gobernación se asocie con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) para que se pueda participar del negocio petroquímico y el tema energético.

Reiteró que los planteamientos están más vigentes que nunca, a pesar de la crisis y los problemas por los que se atraviesa.

Anunció que en el transcurso de esta jornada la Gobernación remitirá a la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) el Plan Operativo Anual (POA) del próximo año, que se hacen los ajustes necesarios de acuerdo al techo presupuestario fijado por el Ministerio de Economía y Finanzas.

Responsabilizan a ex Ejecutivos Seccionales de la crisis

Karim Leytón responsabilizó de esta situación crítica a los ex Ejecutivos Seccionales, por haber comprometido los recursos económicos del departamento.

Indicó que sólo entre Bermejo y O´Connor se comprometieron alrededor de 2 mil millones de bolivianos, además que en la pasada gestión se presentaron diferencias y asimetrías entre las provincias y los municipios con respecto a la designación de recursos.

Señaló que existieron regiones discriminadas, relegadas de la inversión pública, y ahora todos esos problemas deben asumirse en la nueva gestión.

Explicó que la posibilidad en que la Gobernación pueda asumir nuevas deudas se enfocará al desarrollo, que no se trata de un tema de forma, sino más bien de fondo.

Pedraza dice que reducción de ingresos es una venganza del Gobierno con Tarija

El asambleísta departamental por Unidad Departamental Autonomista (UDA), Luis Pedraza indicó que la reducción de los ingresos para el departamento es una actitud deliberad dirigida a afectar a Tarija “esta es la venganza del Gobierno, con los resultados electorales.es indudable”.

Pedraza dijo que se vuelven al 2010, que con esta cantidad de recursos Mario Cossío logró inscribir varios proyectos, que depende de hacer una gestión eficiente.

Se refirió al Gobierno “ha puesto la plata y al ladrón para que se lleven los recursos “, haciendo referencia a la gestión del Movimiento al Socialismo en la Gobernación.

Indicó que se sobregiraron los presupuestos comprometiendo los ingresos de los próximos 3 años, que no sólo se despilfarró los recursos, también se comprometió el futuro inmediato del departamento.

Para Pedraza se trata de una situación grave, dijo que Tarija recibirá el 2016 mucho menos que recibió en el 2005 y el 2006, después de la promulgación de la ley de hidrocarburos.

Sin embargo la diferencia es que ahora se tiene un precio 10 veces más, un volumen de explotación 4 veces más que esos años en los hidrocarburos y se recibirá la misma cantidad de ingresos.

Aseguran que fracaso la nacionalización en Tarija

Con estas medidas que adopta el Gobierno, al reducir los ingresos económicos para Tarija, Pedraza asegura que la nacionalización de los hidrocarburos fracasó en Tarija.

Si bien al Gobierno posiblemente le vaya bien, pero a Tarija no, sin embargo dijo que no debemos quedarnos en el lamento y se debe dar con los responsables de esta situación, calificando el despilfarro como “responde a una conducta criminal con los intereses y con las aspiraciones del pueblo de Tarija “.

Para el asambleísta departamental del Movimiento al Socialismo (MAS), Basilio Ramos el tema no se puede quedar sólo en una queja o en aplicar una austeridad, con la reducción de un 30 por ciento en los gastos de funcionamiento.

 

Bermejo afronta una dura situación económica

El Alcalde de Bermejo, Delfor Burgos dijo estar preocupado por la situación económica de su región, señalando que se tienen problemas y se busca cumplir con varios compromisos mediante convenios interinstitucionales con la Gobernación o con el Gobierno nacional.

Burgos explicó que la crisis económica al parecer será más fuerte en Bermejo siendo que por un lado se tiene una crisis porque este año no arrancó la zafra azucarera en la región.

El sector de los comerciantes también atraviesan por una situación económica bastante complicada ante la baja de la moneda argentina, reduciendo la actividad de manera considerable. “Sólo como municipio estamos fregados”, fueron las palabras de la autoridad edil de Bermejo, señalando que necesariamente deben buscar otras fuentes de financiamiento, que con la reducción de los ingresos, quizás ni se pueda llegar a cumplir con varios compromisos.

El nuevo presidente de la Asociación de Municipios de Tarija (AMT), Álvaro Ruiz señaló que sólo una Subgobernación en la pasada gestión recibió 1.200 millones de bolivianos, el total de los recursos que perciben todas las alcaldías del departamento.

Con respecto a los proyectos concurrentes explicó que de 600 millones de bolivianos comprometidos sólo se llegaron a transferir 300 millones de bolivianos, para la cantidad de competencias que tienen los Gobiernos Municipales, les parece que son muy pocos los recursos económicos.

OSMAR ARROYO

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: