El narcotráfico y sus ejecuciones

Las ejecuciones en los últimos días (más de 4 esta semana), han dejado caer la cortina con la que se pretende cubrir la actividad del narcotráfico en Bolivia, la misma que se ha incrementado de manera impresionante, ya que en porcentajes ha subido más allá del 300%, pariendo nuevos ricos en el sistema de gobierno y dejando una estela de viudas y niños huérfanos en el caso de las ejecuciones, cuando no… por el consumo de la maldita droga.

Gonzalo Quezada, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico aseguró que se está investigando si los últimos asesinatos producidos en Santa Cruz tienen relación con el negocio de la droga ya que se sospecha que podría tratarse de ajustes de cuenta como el caso del ciudadano peruano asesinado por sicarios colombianos.

Según los datos que maneja la FELCN al menos tres casos en las últimas semanas tuvieron relación directa con el narcotráfico,esto por los antecedentes de las víctimas y de las personas que se están investigando.

Por otra parte La Policía Federal brasileña lanzó ayer una operación para capturar a 52 personas acusadas de integrar una organización que introducía grandes cantidades de cocaína desde territorio boliviano y la distribuía en cuatro estados de Brasil, incautando 560 kilos de cocaína procedente de nuestro país.La llamada “Operación Comboio” movilizó a cerca de 200 agentes de la Policía. Nuevamente a nivel internacional, se da cuenta de la ruta de la cocaína desde territorio boliviano.

El mismo día, La Felcn informó que uno de los dos colombianos aprehendidos con más de media tonelada de cocaína en un laboratorio de droga en Puerto Grether (municipio de Yapacaní) tenía el antecedente de haber sido capturado en 2011 en otro laboratorio.

En este marco el diputado Andrés Ortega manifestó que Bolivia está viviendo una escalada de violencia como la que se dio en Centroamérica. “Así comienzan los procesos de violencia”, dijo, considerando que la falta de respeto a la ley es el caldo de cultivo en el que crece la criminalidad: “Con el famoso ´le meto nomás` del presidente se destruyó lo que quedaba del ordenamiento jurídico”.

El diputado opositor también opinó que es demagógico pedir que el Ejército salga a las calles: “no vamos a permitir que nuestros hijos de 18 años tengan que salir a hacer la tarea del gobierno”.

“No es momento de poner al país en estado de sitio, hay que poner al Estado en su sitio”, recalcó.

Ortega añadió que “la seguridad ciudadana no es tarea de todos, porque cuando es de todos en realidad es de nadie. Es responsabilidad de cinco personas: el presidente, el ministro de Gobierno, el comandante de la Policía, el gobernador y el alcalde. En ese orden y de nadie más”.

Los resultados de la libertad con la que se campea el narcotráfico en Bolivia es el caño del arma con la que se apunta a las familias bolivianas, que aun tratándose de personas ligadas a esta ilícita actividad, son seres humanos y merecen respeto como tales.

Ojala que la espiral de violencia generada en los últimos días en nuestro país no vaya a ser un pretexto para que la oposición al actual sistema de gobierno aproveche en el campo electoralista el problema, o que el oficialismo haga lo mismo sin importarle que en el medio estén vidas humanas que deben ser respetadas.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: