¿Qué ejemplo seguirán?

Todo el tiempo exigimos que las autoridades departamentales, nacionales y locales actúen con TRANSPARENCIA, pero todos los días son vanos estos reclamos, pareciera que se los lleva el viento, y lo lamentable es que todo el tiempo los que reciben este “mal ejemplo” son los niños, por eso preguntamos ¿qué ejemplo seguirán?

Bien, mañana es 12 de abril, Día del Niño Boliviano, ellos recibirán con gran algarabía esta fecha, menos tarea, un día de descanso, mayor atención de parte de sus padres, etcétera; todo un gran día para ellos. Pero realmente con estas acciones: ¿les estamos haciendo bien o, por el contrario, les estamos haciendo daño?

En un país que está acostumbrado a celebrar todo, incluso el triunfo del enemigo –recordemos el 23 de Marzo-no es de extrañar que dejemos el mal ejemplo a los niños de que hay que trabajar menos y holgazanear más, claro, bajo el pretexto de los adultos que están agotados, cansados del trabajo, estresados –éste último un mal común- y una serie de excusas que son utilizadas para evitar trabajar más, los niños también podrán utilizar el Día del Niño para “descansar”.

Hasta qué punto podremos llegar con estas actitudes, si todos los días la actitud humana –al menos la boliviana y, por supuesto, la tarijeña, es la de buscar hacer menos para ganar más, y qué fin nos podrá esperar si preferimos holgazanear y divertirnos que asumir responsabilidades de cara a lograr un mejor futuro.

Pues entonces, deberíamos tratar de festejar menos y trabajar más, que el Día del Niño no se convierta en una excusa más para evitar cumplir con las funciones que todos tenemos dentro de la sociedad y la familia, es menester que comencemos a cambiar de actitud y busquemos realmente un mejor futuro para nosotros y nuestros seres queridos, por supuesto, sin olvidarnos del desarrollo de nuestro departamento y nuestro país.

Dejemos de una vez la actitud ociosa y de no importismo para comenzar a cambiar la actitud, dejemos de ver las actuaciones poco transparentes de las autoridades de turno para comenzar a exigirles de verdad que gobiernen con honestidad –¿o es que acaso esta palabra y lo que representa ya no existe en nuestro vocabulario?- esperamos que no sea así, y por el contrario esté más arraigado en nosotros mismos que de una vez salga a flote y mostremos a las generaciones futuras que el progreso y todo lo material llegan con sacrificio y dedicación y NO por el camino fácil de la sucia politiquería.

Por último, deberemos dejar de buscar más días de descanso, para buscar más días de trabajo y progreso, tanto para uno mismo, como para toda la región, evitemos caer enceguecidos con regalos y discursos bien adornados, para comenzar a ver la realidad y cambiar de actitud para realmente dejar un “buen ejemplo a seguir por nuestros niños”.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: