¿Estado plurinacional o República?

Marcelo Ostria Trigo

La constitución vigente ha consagrado el nuevo nombre oficial del país: Estado Plurinacional de Bolivia, en lugar de la tradicional República de Bolivia. Esto de incluir en el nombre de un país una o más de sus características, no es nuevo. En el siglo pasado, luego de la caída de los zares de la Rusia imperial, emergió la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), es decir que se incluyó en el nombre del país su sistema político: el socialismo. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los países europeos aliados de la URSS (Albania, Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia, Rumania, además de Yugoslavia) a la denominación de República, añadieron el término “Popular” o “Socialista” que, según la Internacional Comunista, reflejaba “la peculiaridad del desarrollo de la revolución socialista”. China, luego del triunfo de Mao Tse Tung, también adoptó el término Popular. Hubo una excepción: Alemania Oriental se denominó República Democrática. Cuba, sin embargo, conservó el nombre de República, sin añadidos. En unos casos, se incluyó la identificación de la nacionalidad predominante y, en otros, se menciona el culto religioso mayoritario: Entre los primeros, la República Árabe Unida (Egipto y Siria – 1958-1961) y la República Árabe de Siria. Entre los que añaden al nombre del país la confesión religiosa, se cuenta la República Islámica de Irán. Hace unos años, el gobierno del venezolano Hugo Chávez dispuso que se añada al nombre de República el término “Bolivariana”, que también se usa como adjetivo en todas las instituciones venezolanas. El caso de Bolivia, no se limita a los añadidos, pues se ha elegido como nombre del país, el de “Estado” en lugar de “República”. En realidad, todo apunta a que se trató del afán de cambiarlo todo. También pudo ser el resultado de una confusión conceptual. En efecto, todos los países independientes son Estados. Por ejemplo, son Estados, tanto el monárquico Reino Unido como la democráticas República Francesa. Estado es un término genérico y república una forma de gobierno bajo reglas distintivas, como la separación e independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial y la alternancia en el poder, es decir que el Jefe de Estado es elegido en comicios por un periodo fijo. Por supuesto que hubo y hay excepciones El jefe de un Estado monárquico, en cambio, es el rey o emperador que hereda el trono, concentra el poder y permanece en él hasta el final de su vida o hasta su abdicación. Habrá que mencionar, sin embargo, que las monarquías constitucionales han limitado el poder del monarca, relegándolo a un papel representativo y simbólico de la nación. Por otra parte, la sola constitución de un país como República, no es garantía de democracia y libertad, como tampoco una monarquía moderna es signo de absolutismo. Otra modificación del nombre tradicional del país fue incluir el término Plurinacional. Es cierto que Bolivia tiene una población diversa y multicultural, lo que la define como plurinacional. Pero, ¿era necesario el cambio? Nuestro país no es el único país diverso. Hay otros plurinacionales que no han visto la necesidad de incluir en su nombre esa característica. Si fuera conveniente hacerlo –que no lo es–, tendríamos qué añadir al nombre muchas otras características, como andino, amazónico, platense, etc. Y, si de cambios se trata, no hay que olvidar un ejemplo: Leningrado, luego de 70 años, volvió a ser San Petersburgo, su nombre original.



Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo